Posteado por: sandrandrea | junio 12, 2010

MODA EN LOS 90´s

El estilo de vestir para las mujeres ejecutivas se establecerá finalmente alrededor del año 1987 y permanecerá de una forma mucho más sutil y minimalista en el decenio del 1990. Entre 1991-1993 las hombreras empezaron a disminuir su tamaño y a lo largo de los próximos años, gradualmente coincidirán con el ancho del hombro, quedando en desuso para prendas de de punto.

En el mundo de la moda los estilos proliferan tan rápidamente como pueden ser transmitidos por los medios de comunicación e Internet, la rápida difusión de las tendencias de moda sumada a una actitud más relajada ante la ropa ha conducido a una cierta uniformidad inevitables aun en ciudades a miles de kilómetros de distancia.

El minimalismo, fue estetica caracteristica de los 90, a la cual casi todos los diseñadores rindieron culto. Esta estetica encajaba en una sociedad urbana cada vez más agresiva.

Las tipologías poco a poco se despojaron del estilo sobrecargado de los 80, para conformar un estilo limpio sobrio y elegante. A diferencia de los 80 la opulencia ya no era motivo de alarde, la distinción e inclusive la posición social se expresaban a través de los detalles. El lujo y el glamour tal como habían sido entendidos hasta entonces dan lugar a un estilo en apariencia pobre, expresión del gusto más refinado de la época.

La firma italiana Prada, marco la pauta presentando una colección con colores planos y apagados, mucho negro y blanco. Cortes de aspecto sencillo, telas rígidas y de aspecto apelmazado. Las costuras geométricas confieren la idea de estructura simple, representa una estética contenida, de lujo introvertido. A primera vista no se percibe la combinación exquisita de materiales. En Japón, un país donde el  minimalismo es “furor” Prada vende muy bien.

Otros diseñadores destacados dentrO de este estilo son Jill Sanders y Helmut Lang.

La modelos acompañan con un look también despojado, casi sin maquillaje, pálidas, serias, modelos muy flacas. La nueva austeridad se corresponderá con un nuevo tipo de mujer que poco a poco ocupara mas lugar en la fotografía de moda y que progresivamente ira desbancando a la pulposas bellezas de los 80. Kate Moss fue la mujer icono de esta tendencia: estilo demacrada pálida, mirada aniñada y decaída, pómulos altos, facciones duras. Estas modelos son la expresión de la posmodernidad de la idea del fin de la historias y al expresión de una sociedad desilusionada.
Esta estética será distintiva de aquellos que poseen un gusto mas refinado y que de alguna manera desean tomar ditancia de quienes aun teniendo recursos economicos suficientes no son distinguidos.
Este estilo aun es reconocible en muchos diseñadores del 2000, donde en el marco de los conflictos ambientales esta estetica encuentra sentido como una busqueda de lo natural.

Otros diseñadores destacados dentro de este estilo son Jill Sanders y Helmut Lang.

La modelos acompañan con un look también despojado, casi sin maquillaje, pálidas, serias, modelos muy flacas. La nueva austeridad se corresponderá con un nuevo tipo de mujer que poco a poco ocupara más lugar en la fotografía de moda y que progresivamente ira desbancando a la pulposas bellezas de los 80. Kate Moss fue la mujer icono de esta tendencia: estilo demacrada pálida, mirada aniñada y decaída, pómulos altos, facciones duras. Estas modelos son la expresión de la posmodernidad de la idea del fin de la historias y al expresión de una sociedad desilusionada.
Esta estética será distintiva de aquellos que poseen un gusto mas refinado y que de alguna manera desean tomar distancia de quienes aun teniendo recursos económicos suficientes no son distinguidos.
Este estilo aun es reconocible en muchos diseñadores del 2000, donde en el marco de los conflictos ambientales esta estética encuentra sentido como una búsqueda de lo natural.

Otros diseñadores destacados dentro de este estilo son Jill Sanders y Helmut Lang.

La modelos acompañan con un look también despojado, casi sin maquillaje, pálidas, serias, modelos muy flacas. La nueva austeridad se corresponderá con un nuevo tipo de mujer que poco a poco ocupara más lugar en la fotografía de moda y que progresivamente ira desbancando a la pulposas bellezas de los 80. Kate Moss fue la mujer icono de esta tendencia: estilo demacrada pálida, mirada aniñada y decaída, pómulos altos, facciones duras. Estas modelos son la expresión de la posmodernidad de la idea del fin de la historias y al expresión de una sociedad desilusionada.


Esta estética será distintiva de aquellos que poseen un gusto mas refinado y que de alguna manera desean tomar distancia de quienes aun teniendo recursos económicos suficientes no son distinguidos.
Este estilo aun es reconocible en muchos diseñadores del 2000, donde en el marco de los conflictos ambientales esta estética encuentra sentido como una búsqueda de lo natural.

Otros diseñadores destacados dentro de este estilo son Jill Sanders y Helmut Lang.

La modelos acompañan con un look también despojado, casi sin maquillaje, pálidas, serias, modelos muy flacas. La nueva austeridad se corresponderá con un nuevo tipo de mujer que poco a poco ocupara más lugar en la fotografía de moda y que progresivamente ira desbancando a la pulposas bellezas de los 80. Kate Moss fue la mujer icono de esta tendencia: estilo demacrada pálida, mirada aniñada y decaída, pómulos altos, facciones duras. Estas modelos son la expresión de la posmodernidad de la idea del fin de la historias y al expresión de una sociedad desilusionada.
Esta estética será distintiva de aquellos que poseen un gusto mas refinado y que de alguna manera desean tomar distancia de quienes aun teniendo recursos económicos suficientes no son distinguidos.
Este estilo aun es reconocible en muchos diseñadores del 2000, donde en el marco de los conflictos ambientales esta estética encuentra sentido como una búsqueda de lo natural.

Otros diseñadores destacados dentro de este estilo son Jill Sanders y Helmut Lang.

La modelos acompañan con un look también despojado, casi sin maquillaje, pálidas, serias, modelos muy flacas. La nueva austeridad se corresponderá con un nuevo tipo de mujer que poco a poco ocupara más lugar en la fotografía de moda y que progresivamente ira desbancando a la pulposas bellezas de los 80. Kate Moss fue la mujer icono de esta tendencia: estilo demacrada pálida, mirada aniñada y decaída, pómulos altos, facciones duras. Estas modelos son la expresión de la posmodernidad de la idea del fin de la historias y al expresión de una sociedad desilusionada.
Esta estética será distintiva de aquellos que poseen un gusto mas refinado y que de alguna manera desean tomar distancia de quienes aun teniendo recursos económicos suficientes no son distinguidos.
Este estilo aun es reconocible en muchos diseñadores del 2000, donde en el marco de los conflictos ambientales esta estética encuentra sentido como una búsqueda de lo natural.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: